La prestigiosa revista estadounidense “The Absolute Sound” ha otorgado uno de sus más prestigiosos galardones, el premio Golden Ear, al previo de Phono Hegel V10.

Y esta distinción es doblemente importante para Hegel. Por un lado, lógicamente, por alzarse con un premio de estas características, pero quizá, es más meritorio si cabe por haberlo conseguido con su primer modelo de previo Phono fabricado por la firma noruega.

 

EL V10 NO DEJA A NADIE INDIFERENTE

Y es que este primer preamplificador de fono de Hegel no está dejando indiferente a nadie pues ya desde su lanzamiento no ha habido más que buenas críticas por todos los medios especializados del mundo. No hay duda de que los 30 años que tiene la marca de experiencia trabajando en pro de conseguir siempre el mejor sonido, tienen que notarse.

El V10 viene abalado por toda esta experiencia… pero nace completamente desde cero. Se ha desarrollado para conseguir la mejor experiencia al reproducir un vinilo y utiliza para ello las más vanguardistas tecnologías para que el sonido que recibamos sea completamente real. Para ello no se ha dejado nada al azar. Un chasis dividido en dos, con compartimentos completamente separados en donde encontramos uno exclusivamente para albergar las fuentes de alimentación, y el otro, en el que se encuentran los circuitos de amplificación sensibles. De esta manera, no hay la más mínima interferencia entre ambas partes.

CON EL MÁXIMO CUIDADO EN CADA DETALLE

Terminales chapados en oro, salidas XLR balanceadas y un sólido tornillo de puesta a tierra personalizado son los responsables de conseguir la mejor conexión posible. Además, en la etapa de entrada se han usado transistores JFET discretos de ruido ultra bajo para la entrada de Imán móvil (MM) y Bobina móvil (MC). La señal de entrada se alimenta en circuitos amplificadores igualmente silenciosos, donde las etapas de ganancia MM y MC utilizan fuentes de alimentación de ruido ultrabajo construidas con transistores bipolares discretos para mantener el ruido de la señal al mínimo. Esto asegura una amplificación extremadamente precisa de la señal de entrada proveniente del tocadiscos. Además, la fuente de alimentación CA analógica lineal de bajo ruido, también contribuye a un excelente funcionamiento.

En cuanto a su uso e instalación, es muy sencillo pues es un dispositivo para enchufar y encender. En definitiva, tanto si se utiliza un cartucho MM como MC, la ganancia se puede aumentar en 5, 10 o 12 dB, igualando la salida de sus otras fuentes, y gracias a su filtro subsónico, es posible anular el ruido de baja frecuencia no deseado.

Fuente: https://www.revistaonoff.es/