KEF presenta el KC62, un subwoofer ultra-compacto que ofrece el poder y la magia de unos graves profundos y precisos.

Es habitual asociar unos graves poderosos con un subwoofer grande y voluminoso. Tiene su lógica. Cuanto mayor es el recinto acústico, mayor facilidad para generar sonidos de baja frecuencia. Lo contrario que para frecuencias altas, que se generan mucho mejor con drivers de pequeño tamaño, los conocidos tweeters.

Sin embargo, la magia de unos graves profundos y precisos también se puede conseguir con un subwoofer compacto, como demuestra este KEF KC62. Películas, música y videojuegos se benefician de una experiencia envolvente apasionante. La innovadora ingeniería de KEF está presente en este pequeño subwoofer, materializada en Uni-Core. Del tamaño de una pelota de fútbol, tan solo 25 cm de lado el KC62 está repleto de buenos detalles, y cuando se escucha sin verlo, uno no puede imaginar que el sonido proceda de un subwoofer tan pequeño. Por algo ha sido merecedor del premio EISA, al mejor subwoofer Hifi.

1000 WATIOS DE POTENCIA

El KC62 posee en su interior dos drivers, a cada uno de los cuales se dirigen 500 watios de potencia (para un total de 1.000) generados por un amplificador especialmente diseñado de Clase D, el cual proporciona unos niveles excepcionales de control y tiene la habilidad de entregar elevados picos de potencia cuando se le requiere, como es el caso de escenas de acción extrema.

El subwoofer puede colocarse sin problemas en cualquier tipo de sala o habitación, ya que disfruta de cinco preajustes de ecualización para diferentes tipos de sala y emplazamientos. No importa donde se coloque, las mismas prestaciones están siempre aseguradas. Un pequeño conmutador en el panel de conexiones del subwoofer permite seleccionar entre las opciones Room, Wall, Corner, Cabinet y Apartment.

Visualmente, tampoco tiene problemas de encaje. Su cuerpo de aluminio extruido y el gabinete curvo combina forma y función y emana belleza y resistencia. Se puede adquirir en acabados Carbon Black y Mineral White, ambos con aspecto sumamente atractivo.

 

CONEXIONES ABUNDANTES

El KC62 es pequeño, pero tiene panel de conexiones que impresiona un tanto al contemplarlo. El caso es que, al ser un subwoofer autónomo, no integrado en un sistema concreto, tiene que dar respuesta a diversas posibilidades de instalación, incluso a la que se da cuando tenemos que emparejarlo con un amplificador que no tiene salida específica LFE. Pues bien, el KC62 se puede utilizar sin problema en esa circunstancia, y en muchas otras, gracias a su sistema SmarConnect y a sus entradas de nivel de altavoz, eliminando cualquier impedimento de instalación. En mi caso concreto, tan solo había que conectar la salida de línea del amplificador a las del KC62.

Posee también salidas de línea con HPF que permiten una integración perfectamente afinada. También es compatible con el módulo KW1, con el que adquiere compatibilidad inalámbrica.

BAJOS PROFUNDOS Y PRECISOS

KEF busca la precisión en todos los productos, ya sean altavoces de rango completo o subwoofers. Por ello, en el KC62 se aplican una serie de innovadoras tecnologías para asegurar unos bajos precisos y sensacionales. Uni-Core redefine el espacio físico de altavoces y subwoofers de alto rendimiento necesario para ofrecer grave profundos y precisos. Supone revolucionar la disposición tradicional de cancelación de fuerza con un diseño que ofrece graves más profundos desde gabinetes ultracompactos.

P-Flex proporciona un movimiento preciso del driver y Smart Distorsion Control Technology reduce la distorsión, a la vez que las prestaciones se maximizan gracias a Music Integrity Engine.

P-Flex es un diseño único del controlador inspirado en el arte de papel plegado Origami japonés. Es un diseño que hace al controlador más resistente a la presión acústica del gabinete, permitiendo que se mueva con mayor precisión comparado con los diseños tradicionales. Como resultado, se obtiene una extensión de graves más profunda, con una reproducción de bajas frecuencias precisa y detallada.

 

A DESTACAR

Tamaño reducido

Graves potentes, claros y definidos

5 preajustes para diferentes entornos de instalación

Gran conectividad

FICHA TÉCNICA

Altavoces: 2 x 6.5” Uni-Core force cancelling

Potencia amplificador: 1000W RMS (2×500)

Respuesta en frecuencia (-3dB): 11 Hz

Max SPL: 105 dB

Tamaño óptimo salón : 5-50 m

Dimensiones: 246 x 256 x 248 mm

Precio 1.500 euros

 

Fuente: https://www.revistaonoff.es/